Actualmente, una nueva modalidad de comercio ha venido tomando la delantera en el mercado, ampliando las posibilidades y alcance de las ventas, gracias a que ahora es posible que personas y empresas vendan sus productos y servicios de forma virtual, logrando con ello, ganarse un gran porcentaje de los compradores, que encuentran más ventajas en la virtualidad, que en la venta física como lo es el B2B y B2C.

Hoy en día, somos testigos directos de los grandes cambios que el mundo nos ha llevado a tener, y claramente, las empresas no han sido ajenas a dichos cambios, por el contrario, han encontrado en ellos escenarios propicios para crecer y alcanzar niveles de ventas superiores a los que tenían hace apenas unos cuantos meses atrás.
Para entender este modelo y cómo opera, es importante tener claros 2 grupos principales, el primero corresponde a aquellas empresas que venden sus productos y servicios directamente al consumidor final, a ellas las denominamos B2C, y pertenecen al más amplio porcentaje del mercado.

En el siguiente grupo encontramos las empresas denominadas B2B, es decir, son aquellas que venden sus productos y servicios a otras empresas.

A nivel mundial, el comercio electrónico está transformando la experiencia de compra para el consumidor, y si eres una de esas personas que está pensando en adaptar el mejor sitio web para su negocio, pero todavía no tienes claras  las diferencias entre el modelo B2B y B2C, aquí  te mostramos las 5 diferencias principales que existen entre los 2 grupos:

1.       CLIENTES

Los clientes B2B suelen ser más complejos que los clientes B2C, porque son empresas que realizan compras de productos al por mayor.

Los clientes B2B necesitan poder ser asignados a múltiples cuentas, y a menudo requieren que los productos adquiridos sean enviados desde y hacia diferentes almacenes. En contraparte, las transacciones B2C suelen reducirse a que el cliente compre directamente al comerciante, y ahí se acaba la transacción.

2.       MÉTODOS DE PAGO

Los pagos B2C generalmente se  realizan con tarjeta de débito o crédito directamente en el lugar de compra, pero para los clientes B2B es necesario contar con una variedad mucho mayor de opciones para pedidos y pagos, ya que los compradores B2B necesitan poder revisar permanentemente sus inventarios, sus registros de ventas, su historial de compras, y adicionalmente llevar el control de facturas y cuentas por cobrar.

Adicionalmente, los clientes B2B suelen tener precios específicos para cada cliente o descuentos por volumen en compras.

De esta manera, una plataforma de comercio electrónico B2B debe ser capaz de manejar numerosas variables  de precios, que no se requieren para transacciones B2C.

B2B Y B2C
Selective focus young man handshake with someone at office

3.       PRODUCTOS EN B2B Y B2C

Al hablar de los productos puede abrirse una gama infinita de posibilidades para cada grupo de empresas, que fácilmente cubre desde simples productos consumibles hasta productos altamente técnicos y configurables.

En este sentido, es importante destacar, que no todos los productos podrían ser dirigidos directamente a un consumidor final, ya que muchas veces,  algunos de esos productos distribuidos por una empresa determinada,  son requeridos por otra para fabricar con ellos sus propios productos, o para mejorar sus procesos de fabricación de todo aquello que va para el consumidor final, en este sentido,  resulta claro que no todas las empresas pueden comercializar en el modelo B2C.

4.       EXPERIENCIA DE COMPRA

Los procesos de pago B2C suelen ser bastante sencillos: se pulsa el botón de pago, se introduce la dirección de envío y los datos de la tarjeta, y ya está.

Los procesos de compra B2B en cambio, tienden a tener muchas más variables en cuenta, puesto que involucran  aprobaciones de múltiples pedidos, complejidades de facturación y envío, y límites de crédito que deben ser considerados en la etapa de compra.

Por esta razón, el carro de la compra B2B debe ser mucho más sofisticado para permitir los requisitos adicionales de una plataforma de comercio electrónico B2B y, al mismo tiempo, garantizar que el proceso de compra no se convierta en un reto o en algo abrumador para el cliente.

5.       FUNCIONALIDAD DE BÚSQUEDA ENTRE B2B Y B2C

Los clientes B2B necesitan una función de búsqueda que les permita buscar, filtrar y ordenar los resultados de la búsqueda, para así ayudarles a encontrar con facilidad el producto deseado.

La función de búsqueda hace que la experiencia de compra del cliente sea mucho más simple y fácil de realizar, evitando que los clientes tengan que buscar innecesariamente a través de páginas de productos no relacionados con su requerimiento.

Aunque tanto el B2B como el B2C suelen utilizar una función de búsqueda, en el caso del B2B es imprescindible adicionar opciones de búsqueda más avanzadas, debido a las necesidades puntuales que puede presentar un cliente.

Descubre lo ATRAE puede hacer por ti (clic aquí) y conoce mas de nuestros blogs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *